25 nov. 2014

HADA DE OTOÑO


¡Por fin tenemos una varita mágica!.
 Y la vamos a cuidar entre todos porque no ha venido así como así, sino de la mano de una pequeña y sigilosa hada que vuela por la clase como si nada. Nuestras súplicas surgieron efecto y ahora ya somos uno más. Si el duende Verdín nos ha enseñado a trabajar todos a la vez (algún día os enseñaremos la canción) el Hada de Otoño nos saca nuestro lado más dulce y amable a la hora de cuidarla. Tanto ha sido la entrega, que hemos tenido que fabricarle una casita porque nos daba lástima verla todo el día en lo alto de nuestras cabezas.








1 comentario:

  1. Preciosa la hada y preciosa su casita!

    ResponderEliminar