15 abr. 2015

NI UNA GOTITA DE PENA

Entre todos los libros que han llegado a nuestra clase ayer escogimos uno que nuestra compañera Sofía nos ha prestado para el proyecto de animales. Yo lo tenía preparado también en mi casa porque es uno de mis favoritos pero me ha hecho ilusión saber que también está en alguna otra casa y a Sofía le ha encantado enseñarlo a los amigos.


La cebra Camila está creciendo y aquel día no hizo caso a su madre de salir bien preparada para el viento que soplaba fuerte...Menos mal que se encontró en su camino con varios personajes con un gran corazón y al verla triste derrocharon una gran dosis de solidaridad y compañerismo.
Nosotros lo hemos leído, contado, dramatizado, lo hemos, en una palabra, exprimido.
Aquí os dejamos una prueba de ello.












2 comentarios:

  1. Anónimo16/4/15 8:19

    Un cuento muy bonito..y una manera muy divertida de contarlo:)
    Que bien lo pasan, da gusto ver como trabajan..
    Un saludo.
    Pili

    ResponderEliminar
  2. Que chulo, no conocíamos el libro
    Como se nota que trabajais las emociones
    Estos dias en Salamanca compramos un libro para Cloe y Martin " Los Sentimientos" es precioso, si quieres lo puede llevar Martin

    ResponderEliminar