30 ene. 2017

...PAZ...

Solo cuando sepamos sacar todo lo bueno que tenemos conseguiremos la paz en el mundo. 
A veces solo hace falta escuchar a nuestro pájaro del alma, que habita hondo, muy hondo...
Para decirle que cierre con llave los cajones de la tristeza, el miedo y el odio.
Para gritarle con fuerza que abra los cajones de la felicidad, el respeto, la alegría, el compromiso, la solidaridad...






Después de su lectura y puesta en común (que fue intensa y preciosa) cada uno imaginó con colores su pájaro del alma.
Algunos casi podían oír su canto, otros descubrieron que podría estar alojado en su corazón, otros en su cabeza. Otros pensaban que no tenían pájaro pero ellos mismos podían abrir los cajones...
Pero todos, con un misterio y una paz absoluta disfrutamos de una tarde en compañía y nos miramos los unos a los otros con ojos de haber encontrado un gran tesoro.





2 comentarios:

  1. Una actividad estupenda. Gracias por compartirla y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  2. Que bonito!!! y que razón tiene este pajarito...debieron de estar graciosos hablando del tema.
    Un saludo Pili:)

    ResponderEliminar